Subvención de ventanas next generation rojo
Subvención de ventanas next generation negro
Subvención Ventanas Next Generation

Conoce los cierres de seguridad para ventanas

Los cierres de seguridad para ventanas son el complemento más adecuado para garantizar la seguridad de nuestra casa y de los nuestros. 

Nuestra vivienda es ese lugar en el que queremos estar tranquilos y relajados y para que sea así los cierres de seguridad nos permiten tener la garantía de que las ventanas sólo se abrirán cuando queramos y hasta donde queramos. 

Prácticos y eficaces

Estos dos términos recogen perfectamente lo que proporcionan los cierres de seguridad para ventanas. Son eficaces porque con un sencillo pasador bloquean la posibilidad de que se abra una ventana cuando no queremos. 

De esta manera, tenemos la tranquilidad de que un niño no podrá accionar la manilla de la ventana y abrirla. Y a la vez son prácticos porque, por ejemplo, permiten que dejemos una ventana abierta de forma oscilobatiente pero sin la posibilidad de abrirla por completo. 

¿Cómo son los cierres de seguridad?

Existen diferentes modelos de cierres de seguridad, pero básicamente todos ellos constan de una pequeña barra que engancha las dos hojas de la ventana impidiendo una mayor apertura de la ventana. 

Este sistema queda perfectamente anclado con un pasador que se acciona mediante un pestillo, botón de seguridad o con llave. De esta forma se impide la manipulación de la ventana por los más pequeños. 

Sistemas para todo tipo de ventanas

Los cierres de seguridad se pueden instalar en cualquier modelo de ventana. En algunas de nueva creación son un accesorio que se puede incorporar al cierre normal y que funciona mediante un botón de bloqueo. De este modo siempre tendremos la tranquilidad de poder evitar caídas desde gran altura. 

Otros dispositivos de seguridad son los que constan de una pequeña barra o cable de metal que se atornilla a la hoja y al marco de la ventana. En casi todos estos sistemas existe la posibilidad de que dispongan de una cerradura con llave que haga aún más difícil la apertura.  En el caso de las ventanas correderas los sistemas de seguridad suelen ser un tope que se coloca en uno de los raíles o guías, de este modo se puede dejar un poco abierta para ventilar pero sin la posibilidad de abrirla del todo. 

Fáciles de instalar y económicos

Incorporar esta seguridad a tus ventanas es muy sencillo. Son aptas para todo tipo de materiales aluminio, PVC y madera. No requieren grandes obras de instalación y su precio es muy asequible, desde menos de 7 euros hasta más de 30.