¿Ventanas de PVC o aluminio?

Para escoger el material de las ventanas más adecuado para tu casa lo mejor es conocer las características de cada uno de ellos. De esta manera podrás decidir si te conviene más unas ventanas de PVC o de aluminio. 

Aluminio, un clásico en la construcción

Desde hace mucho tiempo el aluminio es uno de los materiales más empleados para la realización de ventanas. La firmeza y resistencia de este material permite hacer todo tipo de ventanas y de todo tipo de dimensiones. Por ejemplo, se puede realizar una ventana pequeña con marcos finos que dejen pasar más luz. 

La firmeza y sobre todo la estabilidad del aluminio también permiten hacer creaciones de grandes dimensiones sin perder seguridad

Además de estas características el aluminio resulta un material atractivo porque es sencillo de conseguir y de precio asequible. Asimismo es un material muy maleable y fácil de trabajar.

Rotura de puente térmico

La única pega que puede tener el aluminio es que es un material conductor. Sin embargo, con el sistema de Rotura de Puente Térmico (RPT) queda solucionado. 

En concreto, el sistema más usado para el aluminio son varillas de poliamida 6.6 reforzadas con un 25% de fibra de vidrio. Así se rompe el contacto entre la temperatura interior y exterior y se consigue un excelente aislamiento.

¿Qué escoger, ventanas de PVC o aluminio?

Al igual que el aluminio el PVC permite hacer ventanas de todos los tamaños y con diferentes sistemas de apertura. 

Al contrario que el aluminio, el PVC no es conductor por lo que el aislamiento térmico está garantizado. Además, es un material que no se condensa en el interior por lo que resulta más cálido y acogedor. 

Otro dato a destacar del PVC es que es un material reciclable, por lo que es más sostenible. El único inconveniente es que puede amarillear con el paso del tiempo, pero las últimas tecnologías con las que se trata hacen que se dé en contadas ocasiones. 

En resumen, elegir entre ventanas de PVC o de aluminio es más una cuestión de preferencias, porque los dos proporcionan altos ratios de aislamiento térmico y acústico además de encajar estilísticamente en todos los estilos.