Ventana de PVC o aluminio, ¿cuál es mejor?

Una de las eternas preguntas en el sector de las reformas es ¿ventana de PVC o aluminio, cuál es mejor? Y lo cierto es que no hay una respuesta categórica. Cualquiera de las dos opciones son buenas y van a proporcionar a la vivienda gran aislamiento térmico y acústico, mejor eficiencia energética y desde el punto de vista estético, múltiples opciones.

Para tomar una decisión lo mejor es conocer en más detalle las características de cada una de las opciones. 

Ventana de PVC o aluminio, ¿cuál es mejor en aislamiento? 

Cuando cambiamos las ventanas de un piso o las escogemos porque es una obra nueva, una de las mejoras que buscamos es un óptimo aislamiento. Es decir, que la ventana nos asegure una hermeticidad tanto térmica como acústica. 

En este caso hay que tener en cuenta que las ventanas de aluminio pueden proporcionar menos aislamiento porque el aluminio es un material conductor y, por sus características, favorece la condensación y puede resultar más frío en el interior. 

Pero actualmente las ventanas de aluminio son tratadas con las últimas tecnologías buscando precisamente mejorar sus prestaciones térmicas y también mecánicas. En concreto se introduce el sistema de rotura de puente térmico (RPT). Un puente térmico es una zona en la que se transmite fácilmente el calor y el sistema RPT lo que hace es evitar que la cara exterior e interior de la ventana entren en contacto. Para ello en las ventanas de aluminio se introduce un perfil separador de plástico que se incrusta en el perfil de aluminio. 

En el caso de las ventanas de PVC la capacidad de aislamiento es muy buena. Es un material cálido que no se condensa y con el que se puede conseguir hasta un 60% de ahorro energético.  

Ventana de PVC o aluminio, ¿cuál es mejor económicamente?

Ante la disyuntiva de ventana de PVC o aluminio, ¿cuál es mejor? Otro de los aspectos esenciales es el económico. En este plano las ventanas de PVC suelen ser más baratas, además a su favor también hay que añadir que es un material ecológico y reciclable.

En cuanto a las ventanas de aluminio aunque su precio puede ser un poco más elevado, la diferencia respecto al PVC no es tanta. Además, este material es muy resistente, no se daña en la intemperie, no es inflamable y demanda poco mantenimiento

Lo cierto es que ambas opciones son buenas y eficientes y para completarlas y conseguir una ventana de mayor calidad hay que completarla con vidrios y herrajes de calidad y, por supuesto, una correcta instalación